Unos mapaches saquearon una tienda y llevan una semana con resaca. ¡Así es como sucedió todo!

La última semana, Lyudmila Carp, una empresaria dueña de la tienda "Lyudmila" en Ucrania, descubrió que su tienda había sido robada.

01

En el piso había piezas de quesos, embutidos mordidos y esparcidos, como si fueran chicles.

Detrás del mostrador Lyudmila descubrió a los autores del robo: dos mapaches grandes, que inmediatamente comenzaron a rascarse las patas.

02

Tuvimos que cerrar la tienda para hacer una auditoría y limpiar el desorden.

Además de los embutidos y quesos, los mapaches esparcieron por el suelo caramelos y botellas rotas de bebidas de alcohol caras.

03

Lyudmila dijo que los mapaches causaron pérdidas a la tienda por unos $1700, tenía la intención de demandar al circo al que pertenecían los mapaches, ya que ellos se instalaron justo en frente de su tienda.

04

El administrador del circo, Vasily Kolos, inicialmente negó todos los cargos, insistiendo en que podía tratarse de unos mapaches salvajes.

En el circo realmente se presentaban los mapaches, admitió, pero no habrían podido salir de la celda y hacer ese caos.

05

Sin embargo, no se presentaron cargos. Kolos se vio obligado al día siguiente a admitir que los mapaches pertenecían al circo.

El hecho es que los animales empezaron a tener una resaca tan fuerte que fue necesario dejarlos encerrados, y ni siquiera hicieron su presentación en el circo.

06

De acuerdo con Vasily Kolos:

"Yo estaba en el lugar y vi las botellas de vodka, brandy y cerveza quebradas, todo estaba esparcido. Los mapaches estaban con intoxicación alcohólica y se sentía el fuerte olor. Ya tienen tres días con intoxicación, por lo que hemos llamado a los veterinarios. Creo que todo va a estar bien con ellos, los mapaches se curarán", - dijo Kolos.

07

Anteriormente, los trabajadores del circo no se habían enterado de que a los mapaches les gustaba beber alcohol. Continua Kolos:

"No puedo decir cómo fue que pasó esto, aquella noche yo no tomé con los mapaches. Aunque en mi vida he visto de todo: acróbatas borrachos y un mono borracho, que en la noche llamó al alcalde, no lo dejó dormir, nosotros también hemos pasado por esto, pero que nuestros mapaches se sientan atraídos por el alcohol es algo que nunca antes había visto", dijo.

¿Qué podemos hacer?, los animales viven con nosotros y adoptan los malos hábitos de algunas personas. Por ejemplo, tenemos un gato que fuma y pide cigarros con sus patas".

08

El conflicto con la dueña de la tienda fue resuelto sin la participación de la policía y los tribunales.

¡Comparte esta historia con tus amigos!

Fuente: Storozhinets

Comentarios