Una niña de 2 años jugaba con un Doberman. De repente el perro le gruñó a la bebé...

La australiana Katherine Svilichich vive con su marido y su hija de 2 años de edad, Charlotte, en los suburbios de Cairns. Y recientemente a su familia llegó un nuevo miembro, un Doberman llamado Han. El perro había sido rechazado por sus antiguos dueños, pero Catherine y su marido, al ver al animal en un refugio, sin dudarlo se lo llevaron a casa.

Sólo 4 días después de que el Doberman encontrara a sus nuevos dueños, él y su pequeña Charlotte estaban jugando en el patio. Parecía que la niña se llevaba de maravilla con el animal, pero de repente el perro le mostró los dientes y le gruñó. ¡Luego jaló por el pañal a la niña y la puso a su lado!

La madre se llevó un susto de muerte y decidió ir a salvar a su bebé, pero resultó que el peligro no venía por parte del perro. ¡De hecho, el perro no había atacado a la bebé, sino que la había puesto a su lado para salvarla!

En el mismo lugar en el que segundos antes jugaba la niña, pasó arrastrándose una serpiente venenosa... ¡El valiente Doberman, en el último momento logró salvar a su pequeña ama, pero la serpiente alcanzó a morderlo a él!

Afortunadamente, al final, todos terminaron vivos y sanos. La niña permaneció completamente ilesa, y rápidamente llegaron los veterinarios para rescatar al Doberman con un antídoto, por lo que casi no sufrió.

¡Katherine no puede agradecerle lo suficiente al nuevo miembro de la familia, por lo que desea que el mayor número posible de personas sepa acerca de esta maravillosa historia! Y si el acto heroico de Han te dejó impresionado, también cuéntales a tus amigos acerca de él.

Comentarios