¡Todos los que pasen por estas "Puertas del Infierno" morirán! Los científicos han desentrañado su misterio...

Hace poco los científicos se interesaron mucho en unas antiguas excavaciones en Turquía que son conocidas como las "Puertas del Infierno", un lugar que los antiguos griegos consideraban la entrada al inframundo.

Las leyendas dicen que cualquiera que se atrevía a entrar en esta misteriosa gruta de piedra bajo un templo en Hierápolis, caía muerto al instante. Supuestamente esta cueva estaba llena con el aliento mortal del dios griego de la muerte que gobernaba el inframundo: Hades.

Pero ahora los científicos han descubierto que las historias sobre las personas que caían muertas podrían ser ciertas.

01 (1)

Los investigadores que se digirieron al lugar debajo de Denizli (Turquía), encontraron trazas de altas concentraciones de un gas venenoso que todavía puede ser mortal.

El profesor de la Universidad de Duisburg-Essen (Alemania), Hardy Pfantz, quien dirigió el estudio, descubrió debajo de las antiguas ruinas una alta concentración de dióxido de carbono.

Esto significa que los gases tóxicos pueden salir de la corteza terrestre y llenar la cueva.

Los científicos creen que fue esto, y no el aliento de una antigua deidad, lo que provocó las aterradoras y misteriosas muertes. Su informe dice:

"En la gruta debajo del templo de Plutón se encontraron concentraciones mortales de CO2 de hasta el 91%. Es increíble, pero estos vapores siguen saliendo en concentraciones capaces de matar pájaros, insectos y algunos mamíferos".

En la mitología griega, Hades era el hermano del dios supremo Zeus, y reinaba el reino de los muertos.

02 (1)

En el año 17 a. C., el geógrafo antiguo Estrabón describió los sacrificios que se llevaron a cabo en esta cueva:

"Para aquellos que se acercan a la gruta, el aire no conlleva ningún peligro, pues en condiciones normales los vapores no alcanzan a concentrarse en el exterior, pero si un animal cae directamente en la cueva, le espera una muerte instantánea.

Los bueyes que caen ahí, solo pueden ser sacados como cadáveres".

El estudio de los científicos fue publicado en la revista Archaeological and Anthropological Sciences.

En él también se explica:

"Nuestras mediciones confirman la presencia de CO2 geológico en concentraciones que confirman y explican las historias antiguas sobre bueyes, ovejas y aves que perecieron durante los ritos religiosos realizados ahí.

También prueban que, al menos en el caso de Hierápolis, autores antiguos como Strabón y Plinio describieron el fenómeno místico con mucha precisión y sin mucha exageración".

¡Así que la próxima vez que vayas de vacaciones a Turquía, mantente alejado de las Puertas del Infierno!

Fuente: Daily Star

Comentarios