Jackie Chan no apreciaba a su esposa y no confiaba en ella y casi la pierde.

Jackie Chan y su esposa Joan Lin Feng Jiao pasaron por muchos obstáculos antes de sentir la felicidad familiar.

Durante el transcurso de muchos años, el famoso actor no confió en su esposa. Pero después de un evento, se dio cuenta de que era realmente la mujer que amaba, su ángel de la guarda, y la persona más cercana en el mundo.

1

Jackie conoció a su futura esposa en 1982. En aquella época Joan Lin Feng Jiao era una actriz famosa, y Chan era un maestro de kung fu, que sólo empezaba su camino en la vida. Nadie creía que podrían estar juntos, pero Joan se enamoró de Jackie a primera vista. Comenzaron a salir, y después de algún tiempo ella quedó embarazada.

2

Jackie después admitió que se había casado con su novia porque ella estaba embarazada.

Después de la boda, Lin dejó el trabajo porque quería entregarle toda la atención a su marido y a su hijo recién nacido. Sin embargo Chang no apreció su sacrificio. Él siempre estaba ocupado, actuando en numerosas películas. Jackie también admitió que no confiaba mucho en su esposa. El actor le enviaba poco dinero de forma periódica para gastos corrientes.

Unos pocos años más tarde, incluso tuvo una relación extramatrimonial a largo plazo con otra mujer, sin tratar de ocultarla. Sin embargo, como resultado de esta relación nació un bebé y en la prensa aparecieron todos los detalles de la relación de Jackie Chan con esta belleza asiática. Y entonces el actor se dio cuenta de que su actual mujer le pediría el divorcio debido a esto, ya que es lógico que nadie podría perdonar tal acto, ni siquiera un ángel.

Pero justamente su esposa era aquel ángel. Todo el mundo pensaba que Joan dejaría a Jackie, pero ella no sólo se quedó con él, sino que lo defendió públicamente.

3

Cuando el actor volvió a casa, Joan no lo acusó de nada. Su esposa le ofreció su ayuda y apoyo, diciéndole que era imposible herir a alguien, sin que uno mismo sufra. Y luego de estas palabras Jackie Chan comenzó a llorar, entendiendo que sólo una mujer que lo amaba y le era fiel, era capaz de pronunciar esas palabras. Él entendió la bajeza de su traición y su comportamiento. Se dio cuenta de que todos esos años había estado casado con una maravillosa mujer, que casi pierde por su propia estupidez.

Desde entonces, toda la atención de Jackie Chan se centra sólo en su amada, a quien llama su ángel de la guarda. Su mujer Joan Lin.

Comentarios