Clientes frecuentes del cirujano plástico. Cómo las personas se deforman a sí mismas, tratando de ser como Superman, Barbie y Kim Kardashian

¡La juventud china tiene una nueva tendencia! Si antes la cirugía estética más popular para los chinos era la remodelación de la sección del ojo para tener una mirada más "europea", ahora está de moda corregir por completo la apariencia, acercándola a la europea. Es cierto que hasta ahora los resultados no han sido muy satisfactorios: el resultado final parece más un héroe de dibujos animados que una persona real.

Por ejemplo, este chico de cabello oscuro es conocido en China como un modelo llamado Liu Qichin. Por la forma inusual de su barbilla y sus ojos redondos, los locales le dieron el apodo del "niño-serpiente". Liu tiene su propio blog, donde sube sus imágenes regularmente, incluidas las fotografías que se hace con sus amigos que son tan extraños como él. Al mirar estas fotos, es difícil no darse cuenta de que están muy procesadas en el editor de fotos. Pero ni así puede ocultar las huellas de la intervención de los cirujanos plásticos:

5889df819a112
5889df82a736b

5889df8273cb0
5889df81872fe

El propio Lee afirma que su belleza inusual fue un regalo de la naturaleza, porque él es de origen mixto, chino-estadounidense. Y se dirigió a los cirujanos plásticos supuestamente solo para mejorar la forma de su nariz.
Los medios chinos sugieren que antes, este chico lucía completamente diferente. Pero Lee dice: "¡Mi mentón adelgazó después de aplicarme mascarilla facial! Y esta foto vieja fue tomada por un fotógrafo que me detestaba y me hizo lucir feo a propósito..."

2367_photo_w980

Muñecas Barbie
El mundo está lleno de ejemplos de transformaciones impactantes. Así, luego de medio millón de dólares invertidos en cirugía plástica y procedimientos cosméticos, esta residente de Ohio pudo realizar su sueño de la infancia. Ahora Nannett Hammond se parece a su querida muñeca Barbie y en muchos sentidos, es una muñeca viviente. Sus cinco hijos y su esposo la apoyan incondicionalmente. Y por el bien de convertirse en la reencarnación de la muñeca, tuvo que aumentarse los senos tres veces. Pero ahora ella puede estar orgullosa de su séptima talla de sujetador.

2373_photo_w980

5889e8f86da10
5889e8f89b2b0

Valeria Lukyanova, residente de Odessa, de 29 años de edad, también se hizo famosa gracias a su asombroso parecido con la muñeca Barbie, motivo por el cual recibió ese apodo. Sin embargo, la chica piensa que su segundo nombre es humillante. Lukyanova se considera principalmente una persona creativa, poeta, escritora, mentora espiritual y experta en belleza, pero en el mundo ella es más conocida como la Barbie viviente, gracias a su apariencia de muñeca. El esposo de Valeria Lukyanova es un hombre de negocios, uno de los propietarios de una gran empresa dedicada a la construcción en Ucrania. Muchos creen que fue gracias a su dinero que Valeria pudo comenzar a hacer realidad su sueño de transformarse en muñeca.

2374_photo_w980
5889e9379cdd6
5889e9381ed79

La rusa Angelica Kenova también se hizo famosa por su apariencia de muñeca. La moscovita ya era popular en las redes sociales desde hace mucho tiempo, donde tiene miles de admiradores, aunque solo ahora hasta las publicaciones británicas han comenzado a escribir sobre esta belleza rusa. Gracias a ellos, se supo más acerca de la triste vida de Angelica: resulta que esta imagen no fue inventada por ella misma, sino por sus padres.

2375_photo_w980

Fanáticos
El fanático de Superman, Herbert Chavez, se expuso a la cirugía plástica durante 16 años, para convertirse en el "hombre de acero". Este sastre de Filipinas se gastó más de 300,000 pesos filipinos (unos 7,000 dólares) y 16 años de su vida, para convertirse en un verdadero Clark Kent... No se olvidó del hoyuelo en el mentón y del cabello, que suele engrasar generosamente con gel.

5889ea1280dc5

5889ea125487a
5889ea126c7d1

Trece años de trabajo intenso y unas 100 operaciones valoradas en casi $ 110,000, son los hechos más famosos de la biografía de Justin Jedlica. Gracias a la habilidad de los cirujanos plásticos, este joven se convirtió en la encarnación en vida de Ken, el famoso muñeco. Justin se puso el objetivo de lograr una apariencia ideal a la edad de 18 años, cuando, al haberse examinado en el espejo, se sintió insatisfecho con su nariz. Entonces, delgado y alto por naturaleza (187 cm), el joven decidió corregir la forma de su trasero. E inspirado por el resultado, el estadounidense Justin Jedlica decidió no parar ahí y se convirtió en un cliente habitual de las clínicas de cirugía plástica.

5889ea5adccbe
5889ea5ad16a8

El inglés Jordan James es fanático de Kim Kardashian. Trabaja como maquillador en Inglaterra, pero de algún lugar junta dinero para sus ideas locas (según los rumores, el joven ya ha gastado 150 mil dólares en cirugías plásticas). Con la ayuda de la cirugía, se cambió la forma de la nariz y los labios, y también se aplicó maquillaje permanente, lo que le permitió acentuar sus cejas. Todo esto fue hecho en honor a su estrella favorita de televisión, Kim Kardashian. Sin embargo, este no es el final de la historia: el chico planea aumentarse el trasero y quitarse grasa de la espalda y el abdomen. Además, Jordan afirma que no sueña con ser completamente como su ídola, sino que solo copia lo mejor de la apariencia de la estrella. "No quiero parecerme a Kim Kardashian. Si me pareciera exactamente a ella, probablemente habría demandado a mis cirujanos. El trasero es la única parte del cuerpo que me gustaría copiar por completo de Kim", confesó el chico en una entrevista con el programa matutino "Morning".

5889eaff46e66
5889eaff5b6a0


Fuente: gubdaily

Comentarios