Durante 4 días, 6 médicos no pudieron diagnosticar a este niño. Por desgracia, el pequeño murió...

La coronel Rosemary Carlin de Melbourne, estuvo investigando la muerte de Lachlan Black, de dos años, durante dos años enteros, y lo que descubrió no fue para nada reconfortante: el niño pudo haber sobrevivido, pero seis médicos cometieron errores fatales.

1

Durante tres días Lachlan Black tuvo fiebre y latidos cardíacos fuertes. Al cuarto día, sus padres llamaron al servicio de emergencia, escribe Daily Mail.

2

Los médicos que acudieron a la llamada se llevaron al bebé, pero lo dieron de alta de inmediato, explicando que se trataba de un virus común. Después los padres exigieron que se le hicieran más exámenes al niño, pero el resultado no convenció a los médicos. En su casa, unas horas más tarde, el niño dejó de moverse por completo, y el servicio de emergencia fue convocado por segunda vez, la última para él.

3

Los médicos examinaron al niño moribundo durante aproximadamente 10 horas, después de lo cual decidieron administrarle un antibiótico. Cuando el niño perdió el conocimiento y su pulso se redujo al mínimo, Lachlan recibió reanimación cardiopulmonar, pero fue en vano. 30 minutos después el niño ya había fallecido.

4

La coronel Rosemary Carlin hizo las investigaciones del caso personalmente. Después de analizar todos los resultados de los exámenes, llegó a la conclusión de que la muerte de Lachlan había sido el resultado de la negligencia médica. Ninguno de los médicos pudo proporcionarle al niño la ayuda necesaria y realizarle el diagnóstico correcto: sepsis.

5

"Si el niño hubiera recibido antibióticos a tiempo y hubiera sido diagnosticado correctamente, habría sobrevivido", Rosemary Carlin

6

Sus padres, Angela y Tim Black, todavía no han podido reponerse de la pérdida.

"Desde el 2014 hemos estado reformando el hospital para reducir el número de casos. La muerte del pequeño es una pérdida dolorosa para todo el hospital, por lo que trataremos de no volver a cometer este error nunca jamás". Comentó el director del hospital, Neil Goldie

Comentarios