Un viaje en bicicleta de un niño de 8 años, terminó en una infección peligrosa, amputación y muerte...

Ese día Liam salió a pasear en bicicleta. En algún momento perdió el equilibrio y en el caos del movimiento, se hizo una cortada a través de sus pantalones vaqueros y cayó al suelo, directamente al barro, escribe Daily Mail.

Su madre Sarah Hubbard y su padrastro Scott Hinkle llevaron al niño al hospital, donde le cosieron la herida. El dolor de la cortada molestó a Liam los días siguientes, pero sus padres no hicieron sonar la alarma de inmediato.

"Si lo hubiéramos llevado inmediatamente al hospital para hacerle un examen más completo desde que empezó a quejarse, podríamos haberlo salvado...", Sarah Hubbard

1

Unos días más tarde, los médicos le encontraron un punto gangrenoso de color rojo púrpura. Más tarde fue posible establecer la causa: tenía una infección de una bacteria carnívora peligrosa, que a su vez, le causó fascitis necrótica. Esta infección tiene un desenlace fatal en el 30% de los casos. Los médicos creen que la infección se introdujo en el cuerpo del niño durante su caída al barro después de cortar.

La gangrena se extendió rápidamente por todo su cuerpo, lo que llevó a la amputación inevitable de la pierna derecha. Después de perder la pierna, Liam perdió el brazo derecho. Los padres de Liam recuerdan con horror esos días en los que los médicos no hacían nada más que "cortar al niño, mientras ellos solo podían orar por su salud".

"Le dije que no comería hasta que él pudiera hacerlo. Entonces Liam me abrazó y me dijo que eso no era necesario. Se mantuvo valiente y firme hasta el final, siempre hablaba con sus amigos por FaceTime y les prometía que pronto regresaría a casa...", comenta Sarah Hubbard

2

Liam luchó por su vida en el Hospital Pendleton durante varios días. Debido al deterioro de su condición, el niño fue transferido a un hospital infantil en Portland, en el mismo estado, donde lo tratarían los especialistas más calificados. Pero unas horas después de la transferencia, el niño murió.

"Les pedimos a todos los padres que estén más atentos a los arañazos y heridas de sus hijos. No queremos que nadie pase por lo que tuvimos que pasar nosotros".

3

Ahora los padres afectados por el dolor piden al público que les ayuden a cubrir el costo de los medicamentos. Ya han recaudado $ 6 mil de los $ 10 mil que se necesitan.

Comentarios