A pesar del veredicto de los médicos, una niña paralítica aprendió a bailar

El clima en Columbia Británica no es para nada caluroso, por lo que no es de extrañar que a la edad de 15 meses Seattle Lennox haya tenido un fuerte resfriado. Esto condujo a la inflamación bilateral de la médula espinal, que se convirtió en una terrible enfermedad: mielitis transversa. Los editores de Una Noche sin Cafe simplemente citan el veredicto de los médicos: muerte lenta en la infancia o una parálisis de por vida. Pero hoy Seattle tiene 9 años y corre, nada e incluso baila. ¿Cómo fue posible?

1-191-750x422

Los síntomas de la mielitis transversa son muchos y todos son terribles. Y en el caso de Seattle, el problema se agravó con la edad: mientras la niña debía aprender a caminar y ser físicamente activa, perdió la capacidad de controlar su cuerpo total. Los músculos no se desarrollaron, el sistema musculoesquelético degeneró, los reflejos necesarios no se desarrollaron. Quedó cautiva en su propiocuerpo.

2-180-750x563

3-171-750x1000

Curiosamente, el factor agravante se convirtió en el salvador. Todo fue por su fuerza de espíritu, y el carácter de la misma niña, según comenta su madre, ella quería ser como sus hermanos y no iba a darse porvencida. Y por eso, en lugar de rendirse, la pequeña Seattle comenzó a aprender a caminar de una manera muy especial, a su manera. Literalmente movía las piernas y los brazos, no como todos los niños, sino que cada movimiento era un esfuerzo propio. Y después de años de terapia, esto le trajo un resultado poderoso.

4-149-750x757

5-123-750x1000

Los músculos y articulaciones de Seattle no quiere trabajar de manera independiente, sin un equipo. Se desarrollan mal, gastan irracionalmente energía, la niña se cansa rápidamente. Ella todavía puede caerse, pero al mismo tiempo es la mejor nadadora de la familia. Hace gimnasia, baila, escala, monta en bicicleta, juega en otros juegos infantiles, hace todo esto, aunque con dificultad, pero lo hace. Su confianza y fuerza de voluntad causan una gran impresión en otros niños, por lo que nadie en la escuela se ríe de ella. Y sí, la niña está estudiando en una escuela ordinaria.

12-50-750x1000

11-48-750x1000

Hoy, Seattle Lennox es un fenómeno médico, una niña sorprendente que refuta la opinión de muchos médicos sobre lo que es una mielitis transversa y cómo lidiar con ella. Su ejemplo inspira a los padres de muchos otros niños enfermos, le escriben desde todo el mundo, y le piden consejo. Por desgracia, el futuro de Seattle todavía está ensombrecido: su cuerpo es demasiado vulnerable a nuevas enfermedades e incluso a la hipotermia severa, que puede dar lugar a una complicación que nuevamente le prive de su capacidad para moverse. Pero ella seguirá luchando.

Fuente: storytrender.com

Comentarios