Estos gemelos se salvaron de asfixiarse mutuamente mientras estaban en el vientre de su madre

Los gemelos siempre han tenido una conexión especial...
Especialmente si son gemelos monoamnióticos: o sea, cuando se divide el saco amniótico dentro del útero y los gemelos se encuentran juntos desde el momento de la concepción.

1

Su madre Vicky Polite descubrió que estaba esperando gemelos a la semana 10 del embarazo. El gran problema con este tipo de embarazos es que los cordones umbilicales de los bebés pueden entrelazarse. Esto es peligroso, porque de esta manera a uno o ambos les podría faltar oxígeno.
"¡Los médicos me dijeron que el riesgo de muerte de los niños era del 50%! ¿Cómo se suponía que iba a vivir después de eso? Era posible que mis hijos sobrevivieran o que tal vez murieran... Las posibilidades eran las mismas.

2

La madre vivió durante mucho tiempo con miedo. Las siguientes consultas mostraron que los gemelos se habían salvado el uno al otro literalmente abrazándose. ¡Ninguno de ellos permitió que el otro se sofocara!
Estaban muy cerca uno del otro, presionándose entre ellos. De esta manera no dejaron que sus cordones umbilicales se entrelazaran. Los niños se abrazaron fuertemente, y esto les dio la oportunidad de salvarse.
La madre dio a luz a sus hijos un poco antes de tiempo. Tan pronto como oyó su llanto, pudo tranquilizarse finalmente. Fue el mejor momento de su vida.
Ruben y Theo ahora son mejores amigos. Los bebés se volvieron inseparables después de su nacimiento.

Comentarios