Esta chica quería aumentarse los glúteos mediante unas inyecciones, pero la droga mató su cerebro

Allison Spence, de 41 años de edad, fue acusado de homicidio impremeditado, después de que una de sus pacientes muriera a causa de una inyección para aumentar el volumen de los glúteos.

El estado de esta madre de dos hijos, Lathehi Binum, empeoró después de 12 días de haberse realizado el procedimiento, cuando llegó al hospital su cerebro dejó de funcionar después de unas horas, según informa New York Post.

1

Allison también fue acusado de ejercicio médico sin licencia y ahora se encuentra bajo arresto.

2

Lateshi estaba obsesionada con las figura de Kim Kardashian, por eso decidió hacerse el tratamiento en el consultorio del médico de Manhattan.

Después de que le fuera introducido el líquido tóxico, la mujer comenzó a sentir dolor en el pecho y mareos. Así que llamó al 911 cerca de las 23 horas y fue hospitalizada de inmediato, pero los médicos ya no pudieron ayudarla.

Comentarios