Una imagen impactante mostró el cuerpo de una chica con cáncer, a la cual los médicos no le creían

Hace un año, justo después de las vacaciones de Navidad, Georgia McLennan sintió un malestar general, que pronto se convirtió en un dolor molesto. A la de edad de 24 años, uno no se toma estas cosas muy en serio, pero cuando, debido a los episodios de dolor, se vio obligada a llamar a una ambulancia 2-3 veces a la semana, Georgia aceptó realizarse un examen completo. Ni ella ni los doctores tenían idea de lo serio que era.

1-134

Los dolores de la chica eran diferentes, sin un signo común, ella no entendía lo que le estaba pasando en absoluto, y los médicos no podían darle una respuesta clara, incluso después de tres meses de haber pasado por diferentes exámenes. Además, incluso comenzaron a inclinarse a la idea de que sus dolores esan psicosomáticos. Creían que había leído muchas cosas y que estaba con neurosis: ¿quien sabe era una enfermedad de los nervios? Y luego tuvo la suerte de hacerse una PET y el tomógrafo de emisión de positrones mostró algo inimaginablemente terrible.

2-128

El linfoma de Burkitt, se había desarrollado muy rápido, una especie de enfermedad cancerosa grave y mortal. Y se había esparcido por todas partes. Prácticamente su vida estaba colgando de un pelo.

3-120

Pero, ¿por qué no encontraron esta enfermedad tan extensa antes? Primero, los síntomas fueron completamente diferentes y nadie pensó en el sistema linfático. En segundo lugar, la enfermedad es rara, poco conocida, fácilmente confusa. Y, en tercer lugar, se desarrolló precisamente en el momento en que Georgia estaba realizandose los chequeos: los médicos estaban buscando una cosa y estaban perdiendo de vista la otra. Todo era cuestión de días y la chica se sometió a quimioterapia intensiva, mas inyecciones espinales cada semana.

4-106

Después de seis meses de tratamiento, los médicos informaron una remisión y Georgia se recuperó. Incluso le comenzó a crecer nuevamente su cabello, ahora mira hacia el futuro con esperanza y planea mejorar su vida personal. Cada vez que mira esa terrible toma con los tumores, se da cuenta de que tuvo mucha suerte, la comprensión y la salvación llegaron en el último momento. Y ella quiere que la mayor cantidad de gente posible conozca su historia, para advertirles: los problemas pueden surgir de manera repentina, ¡pero existe la posibilidad de salvarse!


Fuente:thesun.co.uk

Comentarios