Toma en cuenta estos 10 errores al descongelar la carne, que ponen en peligro la salud de tu familia

Cuando tratamos de cocinar algo, normalmente cometemos errores que podríamos evitar.

Sin embargo, cuando te enteres de los peligros que acarrean estos errores, no dudamos que querrás deshacerte de ellos rápido ya que las consecuencias pueden ser muy graves.

La comida puede convertirse rápidamente en algo muy peligroso para tu salud, así que asegúrate de no cometer ninguno de estos 10 errores al descongelar y cocinar cualquier tipo de carne. Esto también se aplica a la carne de aves de corral y los mariscos.

1. Pones a cocinar la carne congelada directamente en el agua caliente y la hierves por poco tiempo.

u5drpn4novckz5tqagerfpxjr2g8wfp_1680x8400_gh_content_850px

Siempre se te olvida dejar descongelar la carne, y siempre te prometes que esta será la última vez, pero en el fondo sabes que esto no es cierto.

Está claro que quieres acelerar el proceso de descongelación, pero ponerla en el agua caliente sin descongelar es una muy mala idea.

El agua caliente crea un medio ideal para la multiplicación de las bacterias. ¿Qué hacer entonces?

Debes poner la carne en un recipiente con agua fría. Asegúrate de que la temperatura del agua esté por debajo de la temperatura ambiente.

Realmente te sorprenderá lo rápido que irá el proceso de descongelación. Cambia el agua cada media hora más o menos para eliminar algunas bacterias dañinas y no te olvides que el tiempo de cocción de la carne de res de de hora y media como mínimo.

2. Descongelas la carne en la mesa.

sec_img02_gh_content_850px

De nuevo, esto es probablemente lo peor que puedes hacer.

Dependiendo del tamaño del pedazo de carne, este tarda al menos varias horas para que se descongele adecuadamente, y al dejarlo así, corres el riesgo de arruinarla.

Si dejas la carne sobre la mesa sin colocarla en un plato o tazón, ¡felicidades! Las bacterias se unirán a tu comida a la hora de servir.

3. Guardas la carne en el estante superior del refrigerador.

meat-640x330_gh_content_550px

Colocar los alimentos en el refrigerador puede ser una tarea difícil, especialmente cuando está casi lleno.

Que no te gane la pereza y reorganiza la comida en tu refrigerador para dejar espacio para la carne cruda en el estante bajo.

El líquido de la carne cruda junto con la sangre, puede gotear fácilmente sobre los otros alimentos si lo dejas en el estante superior de tu refrigerador.

4. No te lavas las manos.

raw-ground-meat_gh_content_550px

Si pudieras ver cuántas bacterias hay en tus manos, probablemente querrás vivir bajo una cúpula protectora.

Lo mejor que puedes hacer es solo lavarte las manos!

Crea un hábito, lávate las manos antes de tocar los alimentos para evitar la contaminación por bacterias. También lávate las manos después de terminar de cocinar.

Si trabajas con carne cruda, entonces debes lavarte las manos después de cocinar. ¡Y no te olvides del jabón!

5. ¿Qué tan seguro es tu horno de microondas?

a1865481-f48c-4500-8225-474f31492403_gh_content_550px

Las opiniones de los expertos en salud difieren cuando se trata de cuán seguro es el horno de microondas para descongelar los alimentos.

Algunos dicen que las microondas crean un ambiente excelente para las bacterias, mientras que otros dicen que si los alimentos se cocinan inmediatamente después de la descongelación, entonces no causarán ningún daño.

6. Lavas la carne.

_washing_the_meat_gh_content_850px

Muchas personas lavan la carne tan pronto como la sacan del paquete. Esto es normal, pero solo si haces el procedimiento correctamente.

Tan pronto como lavas la carne, tu lavadero, manos y toda la superficie de la cocina, donde han caído las gotas de la carne, estarán cubiertas de bacterias dañinas.
Asegúrate de desinfectar cuidadosamente el lugar de trabajo.

7.Cocina sin descongelar.

img_4695_gh_content_750px

Aunque esta es una forma segura de descongelar la carne, el problema es que ... ¡no tendrá buen sabor!

La carne fría se vuelve bastante dura cuando entra en contacto con el calor intenso.

8. Corres el riesgo de infectar otros productos.

114156065_gh_content_550px

Esto es lo peor que puede suceder. Si pones tu comida en un plato sobre la carne cruda, corres el riesgo de contraer cualquier enfermedad grave.

Aunque esto no sucede todas las veces, es mejor prevenir: ¡después de terminar de usar una tabla de cortar, un plato, un cuchillo o cualquier otra cosa que entre en contacto con carne cruda, ponlos en el fregadero Inmediatamente y enjuaga!

9. Lavas la esponja para platos de manera incorrecta.

kitchenenemy-1_gh_content_850px

La esponja es una casa maravillosa para las bacterias. Debes limpiarla después de cada lavado de platos, o simplemente reemplazarla por una nueva.

Cuando lavas envases con pedazos de carne o sangre crudas, las bacterias que contiene se transportan fácilmente por toda la cocina.

10. Haces mal al cocinarla con el aderezo.

marinating-chix_gh_content_550px

Debes marinar (aderezar) la carne en una bolsa de plástico y dejarla en el refrigerador. Si te olvidas poner la carne en el refrigerador, las bacterias comenzarán a multiplicarse.

Además, asegúrate de tirar el marinado (aderezo) después de que la carne se haya aderezado. Algunas personas usan el aderezo como salsa (!) Para comer, y esto puede conllevar a una catástrofe inminente.

Fuente: Shared

Comentarios