Este chico se alimentó de un solo tipo de alimento durante 15 años y no podía comer otra cosa. Recién ahora comenzó a probar todos los nuevos sabores

Un adolescente de Gran Bretaña desde que tenía dos años solo comía salchichas con pan. No fue un capricho extraño prolongado, sino un estado en el que incluso los médicos no pudieron hacer nada durante mucho tiempo: cualquier otro alimento le hacía vomitar inmediatamente. Para poder probar finalmente otra comida, el chico tuvo que someterse a una sesión de hipnoterapia.

02025

Elliott Jones, de la ciudad de Louth, al este de Inglaterra, fue un niño problemático: desde los dos años, solo podía comer una salchicha con pan. Según su madre, Joy Streetfield, antes de eso comía diferentes alimentos, pero en un momento el desayuno, almuerzo y cena se convirtió en una verdadera prueba: todo lo que Joy le ofrecía a su hijo, él se negaba a comer. Llegó al punto en que tuvo un reflejo de vómito al ver otra comida.

Lo único que Elliott podía comer sin miedo, eran las salchichas con pan. Joey dijo que tenía algunas excepciones: las patatas fritas, los sándwiches con pasta de salmón y las salchichas sin pan, el niño generalmente no se enfermaba, pero con mayor frecuencia prefería solo las salchichas.

Cuando creció, esto limitó en gran medida su capacidad de desarrollarse en la sociedad. Ni siquiera podía ir a un café con amigos, si ahi no vendían salchichas con pan.

Elliott dice que no está harto de las salchichas. El chico casi no trató de probar otros alimentos y no tenía idea de la variedad de gustos que existe. A veces quería probar algo más, pero no podía: sentía nauseas en cuanto veía otro plato frente a él.

Sólo comí lo que probé cuando era pequeño, pero no me cansaba, porque no he probado nada más. Comía las salchichas con mucho gusto, a pesar de que fue durante 15 años. A veces veía algo que quería probar, pero siempre me sentía mal antes de probarlo.

02026

A la edad de diecisiete años, Elliott ya ha comido más de seis mil salchichas. Joy sabía que el niño necesitaba una dieta sana y variada, y decidió probar una nueva forma de ayudarlo a superar su extraño trastorno. La familia recurrió a un especialista en hipnoterapia David Kilmourry, quien tuvo una sesión de hipnosis de dos horas con el paciente.

Kilmerri le puso a Elliott el diagnóstico de "neofobia": el miedo a lo nuevo. En el caso del chico, el miedo se centra principalmente en comer. El especialista lo ayudó a relajarse y a acpetar la comida nueva tranquilo. Según Elliott, el procedimiento funcionó rápidamente.

Cuando estás hipnotizado, es una sensación muy relajante, como un sueño ligero. Y ahora puedo probar nuevos platos sin problemas. Es genial ver algo que se ve delicioso, y probarlo, y no solo pensar en que quieres probarla, pero no puedes.

02027

Elliott ya ha logrado disfrutar del helado por primera vez en su vida, y ahora está probando toda la comida nueva, y Joy, su madre, está muy complacida con este cambio.

Fuente: Metro

Comentarios