Unas hermanas gemelas de 14 años hicieron una dieta que casi las lleva a la muerte.

Las heroínas de nuestra historia de hoy, son las hermanas María y Daria Ledenyova. Ambas tienen 14 años. Las chicas soñaban con ser modelos exitosas y estaban listas para hacer cualquier cosa, con tal de lograr su objetivo. Una vez, en la agencia de modelos donde trabajaban, se les aconsejó perder un par de kilogramos y perder algo de peso para que sus pómulos se vean más sobresalientes.

Las chicas decidieron inmediatamente realizar una dieta rígida y se negaron a comer por completo. Todo terminó de la forma más previsible: la anorexia.

Como resultado, ambas niñas perdieron 40 y 36 kilogramos, respectivamente. Ahora Masha y Dasha se encuentran en reanimación en Moscú. Están siendo atendidas por los mejores especialistas, por lo que hay esperanza de que todo mejore pronto.

Esta historia de las jovenes modelos de Lipetsk, ha causado mucha resonancia en Rusia. Miles de personas han comentado este caso. La mayoría son comentarios negativos: ¿qué derecho tenía esa agencia de modelos para decirle a las niñas que bajen de peso? Sin embargo, ellos solo se justifican diciendo que nadie las obligó a hacer esto. Para ser justos, esto es cierto: después de todo, nadie obligó a las hermanas a negarse a comer.

Las niñas lograron perder peso muy rápidamente. Pero luego el proceso cambió a una etapa de trastorno mental: continuaron perdiendo peso cada vez más y más, y estaban muy contentas al ver sus huesos abultados y los números mínimos en la balanza. Era lógico que las hermanas estaban mentalmente enfermas, por lo que sería una tontería buscar alguna lógica en sus acciones y creencias, al menos en esta etapa.

Ya en el verano, era difícil mirar a Daria y Maria sin sentir lástima por ellas, dice su amigo. Y un par de meses más tarde, comenzaron los problemas de salud: dolor de cabeza, debilidad, apatía, mareos y dolores constantes. Todo terminó predeciblemente: desmayos por falta de comida, ambulancia y ataque al corazón. ¿Y dónde estaban sus padres?...

En este momento, las chicas siguen en mal estado: tienen una presión y pulso muy bajo, están en un estado terrible. Siguen con pocas posibilidades de sobrevivir.

¡Esperamos que las jóvenes modelos se recuperen! Y esta historia debe servir para todos los demás, como una lección: ¡no existen “estándares de belleza” y la gente no debería poner en peligro su vida ni su salud por eso!

Fuente: ВВС

Comentarios