Que gran diferencia: cómo Meghan Markle celebraba la Navidad antes de su matrimonio

Cuando Meghan Markle se siente con el resto de la familia real para la cena tradicional de Navidad de este año, será muy diferente de cómo la ex actriz pasaba estas fiestas en los Estados Unidos antes.

Mucho antes del encuentro con su futuro esposo, el Príncipe Harry, Meghan llevaba pavos a refugios para personas sin hogar, así como al área de Skid Row, conocida por las altas tasas de criminalidad, una gran cantidad de alcohol y drogas. Pero esto no impidió que la familia Markle ayudara a los necesitados. Por el contraaio, los padres de Meghan Thomas Markle y Doria Ragland insistieron en repartir pavos durante las fiestas.

Cuando la Reina y sus familiares abran regalos en la víspera de Navidad, Markle podrá contarle a su nueva familia la historia de uno de los primeros regalos de su padre, lo que la hizo sentir orgullosa de haber crecido en una familia mixta. Según Andrew Morton, biógrafo de Meghan Markle, su padre una vez compró dos muñecas, una negra y otra blanca, que simbolizaban a su propia familia. Los envolvió en papel brillante y puso la caja debajo del árbol.
Como han señalado muchos, incluido su esposo, el príncipe Harry, uno de los rasgos característicos de Meghan es el sentido del derecho, y este rasgo no se ha adquirido recientemente. Ya en su infancia, siendo la favorita de su padre, recibió casi todo lo que soñaba para Navidad, lo que molestaba enormemente a su hermanastro Thomas y su hermana Samantha.

Entonces, Samantha recuerda cómo, un día antes de Navidad, Meghan estaba hojeando un catálogo de joyas y elegía un anillo que su padre le había prometido como regalo. Además, la futura duquesa se burlaba de su hermana, diciendo que a pesar de lo que Samantha recibiera como regalo, ella misma recibiría el regalo más caro.

Fuente: Daily Mail

Comentarios